Blogia
inmigrantesvirtuales

De la web 1.0 a la web 2.0

De la web 1.0 a la web 2.0

El próximo tema que desarrollaremos es lo que se ha dado en llamar la web 2.0. Pero para poder analizarla y comprender los cambios que introdujo en el uso social de la red, partiremos de una comparación con la web 1.0.  El siguiente artículo, desarrollado por el portal educar, trata sobre el concepto de web 2.0, las principales aplicaciones y brinda, además, muchos ejemplos y bibliografía complementaria. Resulta muy ilustrativo, por eso les proponemos su lectura; luego estaremos publicando una actividad para que realicen.

De la Web 1.0 a la Web 2.0

Cuando hablamos de Web 1.0 nos referimos a una pequeña cantidad de productores de contenidos que diseñaban y creaban sitios web para un gran número de lectores. Como resultado, la gente podía obtener información consultando directamente la fuente: sitios tradicionales para los temas que quisieran consultar (noticias, diseño, universidades, etc.). Las páginas de la Web 1.0 eran más bien estáticas, y poco a poco fueron dinamizándose prestando mayor atención a la estética, y actualizándose más  o menos de forma periódica para conseguir cada vez más visitas.

Esta centralización implicaba, también, que  esta fase de creación estaba  en manos de una minoría (con conocimientos de lenguajes de programación) que, en gran parte de los casos, no alcanzaba a mantener la actualización de datos a la medida de los requerimientos de los usuarios, motivo que muchas veces generaba disminución de las visitas en un sitio o la necesidad de incrementar servicios diferentes para atraer la permanente  demanda de los usuarios.

Uno de los cambios más representativos en los últimos tiempos radica en la predisposición de los usuarios a ser no sólo lectores-consumidores, sino también productores de contenidos. Así, nos encontramos con  un contexto donde hay quienes leen pero también  comienzan a investigar e incursionar en la experiencia participativa a través de la creación escrita.

Por otra parte, al haber más información ya no resultaba posible abarcar todo lo que se nos ofrecía, y por ello se imponía la necesidad de maximizar los tiempos de selección de información para que en poco tiempo fuéramos capaces de acceder a la mayor cantidad de contenido posible, adecuado a  nuestros intereses y de calidad. En este contexto es que el paradigma de la Web 1.0 se presenta como una mirada recortada de nuestras necesidades, y comienza a surgir una percepción más holística de lo que internet podría ser en cuanto se refiere a las alternativas de construcción social.

Desde el punto de vista de la estricta organización de contenidos, la Web 2.0 es un diseño en el que  la información es procesada en unidades de microcontenidos que se redistribuyen por medio de diversidad de dominios, relacionados entre sí.

“La Web de documentos se ha transformado en la Web de datos. Ya no estamos simplemente buscando las mismas viejas fuentes de información. Ahora estamos buscando un nuevo grupo de herramientas para agregar y remixar micro contenido de maneras útiles." [1]

Son, entonces, estas nuevas herramientas con interfaces flexibles y orientadas a la apropiación desde la acción de los usuarios lo que marcaría un cambio de paradigma en los usos de internet, puesto que generan una transformación en el concepto de acceso, diseño y organización de la información. 

Cuadro comparativo de las características generales de la Web 1.0 y la Web 2.0

Si realizamos un cuadro comparativo entre  las características generales de la Web 1.0 y la Web 2.0 nos encontramos con lo siguiente:

 

WEB 1.0

WEB 2.0

Información centralizada

Información descentralizada

Sitios con contenidos de alta  y baja calidad administrados por un webmaster

Amplia diversidad en contenidos administrados por usuarios

Información poco actualizada

Información en permanente cambio

Softwares tradicionales

Softwares y aplicaciones que no requieren de su instalación en la PC para utilizarlos

Contenidos y sitios más bien estáticos

Contenidos y sitios flexibles, en permanente transformación

Diseño y producción a cargo de quienes conocen sobre informática

Diseño y producción sin necesidad de grandes conocimientos de informática. Accesibles y prácticos.

Sitios con fines generalmente comerciales

Sitios con fines diversos; en la mayoría  de los casos, la construcción de comunidades que comparten intereses, prácticas, información, etc.

Software con licencias pagas

Softwares gratuitos para el usuario

Función: difundir información

Función:  producir, diseñar, construir y compartir información en diferentes soportes

 

 

Para tener en cuenta

 

“Una verdadera aplicación Web 2.0 es una que mejora mientras más personas la usan. Por eso, el corazón verdadero de la Web 2.0 es la capacidad de aprovechar la inteligencia colectiva.”, Tim O’Reilly, durante un discurso en la Universidad de Berkeley.[2] 

 

 Sitios web de consulta para conocer más sobre el tema

q       Web 2. Nuevas posibilidades profesionales y personales de Internet. Presentación de PowerPoint. Genisroca

 

Definición de Web 2.0

 

Mucho se ha teorizado respecto a este concepto que se ha introducido en estos últimos tiempos para definir nuevas formas de interactuar en la web, intentando destacar una clara diferencia, sobre todo, en el comportamiento de los usuarios, respecto a la conformación de redes, a través de la utilización de distintos servicios y/o aplicaciones.

Según Wikipedia[3] el término Web 2.0 fue acuñado por O'Reilly en 2004 para referirse a una segunda generación de Web basada en comunidades de usuarios y una gama especial de servicios, como las redes sociales, los blogs, los wikis o las folcsonomías, que fomentan la colaboración y el intercambio ágil de información entre los usuarios”.

José Luis Orihuela [4] nos explica que “el famoso boom de la llamada Web 2.0 está ligado al desarrollo de una serie de herramientas de software social que han facilitado que la gente corriente se comunique, coopere y publique de forma totalmente transparente. La Web social no es más que "la Web de la gente", que es lo que siempre debió haber sido la Web. Un espacio para la generación compartida de conocimientos, para el trabajo cooperativo a distancia y para la publicación a escala universal de todo tipo de contenidos (textos, imágenes, sonidos y vídeos). Estamos redescubriendo una verdad elemental de nuestra especie: la gente quiere comunicarse y cooperar con otra gente. Hoy finalmente disponemos de herramientas muy accesibles para hacerlo a escala planetaria”.

 

Cristóbal Cobo[5], especialista en Comunicación y Nuevas Tecnologías, utiliza  el concepto de “Webdósfera” para significar lo que sucede con este proceso de integración entre tecnología y comunicación, definiéndolo del siguiente modo “Webdósfera, neologismo que describe la atmósfera digital en la que se insertan todas las aplicaciones etiquetables como Web 2.0. La Webdósfera constituye un espacio virtual que se ha desarrollado en torno al nuevo paso evolutivo de Internet. Algunas de las características que describen las aplicaciones de esta Webdósfera son: herramientas enfocadas al usuario final; los servicios dejan de ser de escritorio y pasan a estar en línea; se reiventa la manera en que circula la información; se da mayor interés a la metainformación que a la información; su código suele ser abierto y su acceso gratuito; se democratiza el uso para usuarios no especializados y, por sobre todo, su funcionamiento se sustenta en la arquitectura de la participación, la colaboración y la inteligencia colectiva”.

 

Eva Domínguez[6], periodista y consultora en nuevos medios, define a la Web 2.0, en un artículo en La Vanguardia, como un espacio de sumo enriquecimiento, con una propuesta que requiere de un permanente cambio, capacidad de adaptación y despertar de la creatividad, puesto que plantea lo significativo que puede llegar a ser estar inmersos en este mar de información donde las posibilidades son múltiples.

 

 

Importante

 

En definitiva, lo que se intenta destacar es que la Web 2.0 podría ser una Web orientada al acceso al conocimiento por la forma que tiene de construir sus relaciones en red y funcionar como un inmenso banco de datos que, lejos de estar en reposo, va movilizándose según los requerimientos de cada actor que mueve una ficha en ese gran tablero, donde el juego central está basado en las motivaciones genuinas por compartir, aprender, socializar y comunicarse. Esto denota un sustancial cambio en las formas de relacionarnos, puesto que somos herederos/as de paradigmas donde la información estaba centralizada, las verdades eran prácticamente absolutas y las lecturas se direccionaban en  un sentido netamente lineal. Al abrirse el abanico del hipertexto, hubo ya un primer cambio, pero al expandirse la posibilidad de ser interlocutores activos y desde diferentes formas de representación, entramos a dimensiones sociales que aún permanecen en estado de investigación, puesto que si se trata de nuevos paradigmas, los estamos construyendo.

 

 Sitio web de consulta para conocer más sobre el tema

q       Video sobre Web 2.0

 

Algunas aplicaciones

 

Encontramos distintas aplicaciones, servicios y recursos que ofrece la Web para interactuar bajo esta nueva perspectiva social de intercambio entre usuarios que se caracterizan por ser no sólo consumidores, sino por producir, seleccionar, clasificar y organizar  a su medida todo el bagaje de información al que pueden acceder.

 

Para esto, enumeraremos algunas aplicaciones que permiten la conformación de redes y la agilización del diseño de contenidos que podríamos llamar  “personalizados”, puesto que cada cual  los  va estructurando de acuerdo a sus intereses.

 

Cada vez con mayor énfasis, estos recursos están al alcance de los usuarios de forma simple, sencilla, propiciando la apertura y socialización en diferentes soportes y lenguajes.

 

Estas nuevas formas de utilizar internet están marcando precedentes importantes en cuanto a lo que podría llegar a suceder a futuro, si observamos que los procesos creativos se ven beneficiados por la descentralización de la información, las posibilidades de recrear, reconstruir y rediseñar desde una perspectiva de retroalimentación: usuarios y tecnología se potencian en una simbiosis para otorgarnos el poder de la palabra. Ahora ya no sólo tenemos que escuchar lo que los medios tienen para decirnos, sino que también nosotros podemos introducirnos en un mar de significados, apropiándonos del lenguaje en el más amplio de los sentidos, cambiando, rotundamente, la historia de la gestión de la información.                                                                                                                                               

 

Presentamos una selección de aplicaciones que dan sentido a esta gran trama que permite surgir a la Web 2.0, cuyo potencial es explicado de forma muy clara por el  Dr. Cristóbal Cobo[7]:

 

 

1)   Google: sin duda el mejor ejemplo de una Web con “aplicaciones centradas en el usuario”. Fácil de usar, atractivo, en permanente innovación y gratuito (para el usuario).

a) Pagerank: Hoy es el favorito, por ser un excelente buscador (jerarquiza sus búsquedas por popularidad).

b) Gmail: por ofrecer un servicio de correo electrónico con almacenamiento ilimitado.

c) Google Earth: por permitir visitar –a través de la visión satelital– cualquier rincón del mundo.

e) Google Desktop: permite encontrar un archivo extraviado en el disco duro de la computadora, instalar softwares gratuitos, etc.

f) Google Docs: permite editar documentos y planillas de cálculo en línea, publicarlas y reeditarlas de forma compartida.

g) Además, otras estupendas herramientas como Google Code, Google API, Google Video, Orkut o Google Answer.  Todas tienen en común que centran sus aplicaciones en la interacción con el usuario.

 

Google, como Amazon, son ejemplos de compañías que entendieron en el momento adecuado y con notable lucidez e imaginación que en internet sobrevivirían sólo aquellos que fueran capaces de simplificar la vida de los usuarios

 

Ejemplo: Google Video y Google Labs

 

Sitio web

www.video.google.es 

 

 

2) Blog: pensados inicialmente como una bitácora de navegación, para que el cibernauta pudiese registrar aquellos aspectos que estimara más relevantes, hoy los weblogs (web+log) –o blogs– ofrecen, bajo la estructura cronológica de un diario de vida, un espacio para publicar información -en dato, voz o video- en internet. Se han hecho tremendamente populares, ya que además de ser gratuitos son muy fáciles de crear y actualizar, y tienen una interfaz que permite que todos –desde niños a ancianos, académicos o revolucionarios– cuenten con un espacio de expresión y difusión de sus ideas. Además, ofrecen la posibilidad de que el lector pueda comentar los contenidos publicados en un blog –en el mismo blog– o vincular un apartado que le resulte interesante a su propio blog.

Ejemplo: Blog de Tiscar Lara

 

Sitio web

www.tiscar.com

 

 

 

3) Wiki: palabra que en lengua hawaiana significa rápido, es un tipo de aplicación que bajo la estructura de un procesador de texto en línea permite que cualquiera pueda escribir, publicar fotografías o videos, archivos o links, sin ninguna complejidad. Los wikis ofrecen la posibilidad de que cualquier visitante pueda modificar, ampliar o enriquecer los contenidos publicados. Existen varias ofertas en la Web, pero sin duda el ejemplo más representativo es Wikipedia, una enciclopedia digital abierta (bajo la misma lógica del software libre), on line, en más de 80 lenguas, en permanente cambio y crecimiento, que ofrece contenidos (con hipertexto multimedia) que pueden ser complementados o contrastados por cualquier usuario.

Sitio web

 

Ejemplo: Aulawiki21

www.aulablog21.wikispaces.com

 

4) Repositorios: una herramienta digital de especial utilidad para científicos y académicos interesados en compartir sus conocimientos. Creados bajo la filosofía del co-laboratorio, ofrecen la posibilidad de subir o descargar de la Web herramientas multimedia (texto, imágenes, voz o video) que pueden ser utilizadas con fines científicos o pedagógicos, principalmente en universidades y centros de estudios. Estos espacios se han convertido en estanterías digitales que almacenan contenidos puestos a disposición de cualquier interesado. Los repositorios son un punto de encuentro que facilita de manera notable el intercambio de conocimiento entre autores, sin que sea necesario que estos se conozcan o compartan sus puntos de vista sobre una determinada materia.

 

Sitio web

 

Ejemplo: Colaboratorios

www.colaboratorios.net

 

5) Flickr: es el nombre de una compañía que innovó la manera de compartir imágenes a través de internet. Al igual que los ejemplos anteriores, se caracteriza por ofrecer un espacio de almacenamiento gratuito y por contar con una interfaz sumamente intuitiva (que no requiere entrenamiento ni manuales), permite subir fotografías a la red sin necesidad de instalar ningún tipo de software en la computadora. Otra de las cualidades de esta aplicación, es que ofrece diferentes formas de visualizar y organizar las fotografías almacenadas, agregando comentarios, permitiendo verlas de manera continua (slideshow), o compartiéndolas con el resto de la comunidad a través de internet.

 

 

Sitio web

Ejemplo: Dul_conte's Photos

www.flickr.com/photos/53203019@N00/show

 

6) You Tube: bajo la misma lógica de Flickr, esta herramienta ofrece algo que hasta hace muy poco era inimaginable para un usuario común: poder compartir videos o imágenes animadas sin contar con grandes recursos tecnológicos. Esta aplicación, que también ofrece un espacio de almacenamiento gratuito, es sumamente intuitiva. Hace posible que subir un video a la Web sea tan fácil como adjuntar un archivo en un e-mail. Además, ha sido diseñada pensando en la posibilidad de que su exportación a un blog o wiki sea tan rápida como copiar y pegar un texto. Otra ventaja es que el video se presenta en un formato de gran compresión que facilita (y acelera) su descarga. Incluso permite ver el video mientras se está descargando.

 

Sitio web

 

Ejemplo: Taller de cine “El Mate” www.youtube.com/profile?user=tallerelmate

 

7) RSS 2.0 (Really Simple Syndication): en español significa “sindicación realmente simple”. Es un formato de archivo usado para la distribución de contenidos (los más populares son RSS y Atom). Esta herramienta de monitoreo inteligente (feed) está incorporándose a una gran cantidad de sitios ya que simplifica enormemente la tarea de encontrar información útil. Ha sido desarrollada para aquellos sitios que se actualizan con frecuencia, ya que permite que los nuevos contenidos se puedan compartir y utilizar en otras páginas. Es como un boletín, porque el usuario recibe noticias en vez de ir a buscarlas a la Web, o como una lista de favoritos con alertas que avisan cuando hay novedades. Esta es una tecnología especialmente representativa de la Web 2.0, ya que el usuario puede enlazar o etiquetar no sólo una página Web sino su contenido, y recibe una notificación cada vez que se produce una actualización de un contenido de su interés. Todas estas notificaciones son centralizadas a través de agregadores; algunos de los más populares son: NewzCrawler (MS Windows), FeedReader (MS Windows), AmphetaDesk (Mac OS X, MS Windows, Linux) HotSheet (Mac OS X, MS Windows, Linux) y desde la web: Bloglines, Google Reader, Feedness y Newsgator).

 

Sitio web

Ejemplo: Blogines

www.bloglines.com

 

 

 

8) Feevy: es un "agregador de blogs" en formato “compact” para poder incluir en un blog. Es decir que ahora, en lugar de una extensa lista de links favoritos, podemos ver las últimas entradas de cada blog (y el avatar de cada autor/a) en nuestro propio sitio. Una aplicación que permite la construcción de una interesante red de bloggers

Sitio web

Ejemplo: Blog de David de Ugarte

www.deugarte.com

 

Para tener en cuenta

 

El mapa de herramientas que pueden insertarse en la arquitectura de la Web 2.0 es amplio, diverso, apasionante, enormemente creativo y permanentemente innovador. Por tanto, resulta recomendable analizar aquellos principios que están detrás de estos nuevos desarrollos, trascendiendo el exceso de descripción de aplicaciones tecnológicas específicas, que al final del día serán superadas por otras más avanzadas.

 

En este sentido, puede plantearse que la arquitectura que soporta todo este desarrollo no está centrada en el comercio (como lo fue la Web 1.0), sino que su fortaleza principal está en que facilita enormemente la participación de las personas gracias a que los usuarios cuentan con el control total para crear, editar, adaptar, vincular, enviar o publicar cualquier información. Esto es "empoderar" al individuo por medio de información y mejores herramientas para tomar decisiones.

 

Ya no sólo estamos hablando de un montón de datos organizados en una plataforma digital, sino que contamos con el valor agregado de que esta información es enriquecida/complementada por aquellos aportes específicos que puede hacer un sujeto desde su experiencia y contexto particular, cuestión que desde los planteamientos de Nonaka y Takeuchi abarca el concepto de conocimiento. Por otra parte, dado que se diversifican y enriquecen los canales de comunicación e interacción, tal como lo vimos en los ejemplos anteriores, resulta más factible la posibilidad de que se generen instancias tanto formales como informales de intercambio y socialización, que  favorecen el que se comparta, tanto “conocimiento explícito” (sistematizado) como “tácito” (no sistematizado), a través de una interactividad creativa y abierta.

 

Si bien la tentación a esta altura es anunciar proféticas transformaciones que irán mucho más allá de la consolidación de espacios de colectivización del conocimiento, parece más recomendable seguir de cerca estas nuevas aplicaciones y los usos que se hacen de ellas para ver qué impactos producen tanto a corto como a largo plazo.

 

El objetivo es no agotar la reflexión en estas innovaciones tecnológicas que cambian a un ritmo que supera con creces la capacidad reflexiva de los académicos, sino atender, de manera mucho más cuidadosa, cómo estas transformaciones afectan las redes sociales de la sociedad que vive allá afuera (off line), pero que se beneficia o perjudica de los usos tecnológicos que “otros” hacen de estas plataformas de gestión de la información y extensión del conocimiento.

 

De continuar creciendo este fenómeno que O’Reilly bautizó como Web 2.0, seguirán consolidándose nuevos espacios y canales de participación, bajo la filosofía hacker de compartir el conocimiento de manera grupal, horizontal y abierta. Este principio, que también se denomina “capital colectivo intelectual”, propone un uso más inteligente y maduro de la Web, dirigido a convertirla en una herramienta que potencie y conecte las capacidades cognitivas de las personas, al combinar e integrar saberes individuales de manera colectiva, de muchos a muchos, como un gran cerebro digital global [8].

 

Asimismo, día a día van surgiendo más y más aplicaciones que hacen nuestro tránsito por Internet un atractivo laberinto de descubrimientos y aprendizajes, permitiéndonos distintas formas de comunicación e incorporación de conocimientos. Muchas veces resulta fascinante  encontrarnos con recursos que logran facilitarnos tareas, compartir y encontrar en la Web, dentro de las etiquetas que seleccionamos como palabras claves del tema que nos interesa, descubriendo material que nos hubiera llevado horas producir o que, simplemente, jamás nos sería factible realizar.

 

Todo esto puede sucedernos al entrar en las diversas aplicaciones mencionadas, como también en Slideshare.net, Slide.com, Twitter, Podcast, Evoca.com, del.icio.us, bubbleshare.com, metacafe, dailymotion, jubbee.com, netvibes.com, feevy, entre otras.

 

Para tener una mirada más amplia y descriptiva, recomendamos investigar los sitios detallados a continuación:

 

 Sitios web de consulta para conocer más sobre el tema

ü       Recursos Web 2.0

Lista de Aplicaciones recopiladas en eCuaderno, por José Luis Orihuela

ü       Taller de Web 2.0, por Cristóbal Cobo

ü       Aplicaciones web gratuitas Amplia selección de recursos web con diferentes funciones

ü       Logo 2.0 Logo en Flickr, con enlaces a cada aplicación

 

 

 



[5] Cristóbal Cobo Webdósfera

[6] Eva Domínguez. Web 2.0: Comparte, colabora y déjate adaptarLa Vanguardia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres